dilluns, 13 de febrer de 2012

Apple o el reinado de la tecnología


Creo que es una compañía en muy buena situación: está sentada encima de una enorme pila de cash, tiene la estructura de márgenes más saneada y rentable de toda la industria, está dirigida por una generación de directivos que crecieron profesionalmente a la sombra de Steve Jobs y que honran su memoria como quien va a misa los domingos, y cada producto que saca al mercado provoca un tsunami en la opinión pública y en las cuotas de mercado. Un solo producto, el iPhone 4S, puede generar una alteración de varios puntos porcentuales en el mercado desmartphonesen cuestión de pocas semanas: no creo que haya prácticamente ninguna otra empresa en el mercado de la electrónica de consumo capaz a día de hoy de hacer algo así.
Enrique Dans experto en internet y nuevas tecnologías

El gran cambio de los últimos años en las tecnologías de la información y comunicaciones ha permitido que una empresa tecnológica sea la mayor empresa del mundo, con una capitalización superior a los 460 mil millones de dólares. Cada día parece más claro que el universo Apple y su modelo de negocio, un modelo cerrado basado en la marca y la fidelización de cliente, que lo arrastra, como algunos “detractores” piensan, a la toma de decisiones irracionales, es un modelo lo suficientemente atractivo como para competir con el modelo abierto de otros competidores. Ahora debemos ver cómo sobrevive a su precursor, Steve Jobs, el hombre que supo hacer cierta la ley de Say (“la oferta crea su propia demanda”), aunque a corto plazo la semilla parece estar ya bien arraigada.





El modelo de negocio de la compañía de la manzana esta soportado en una plataforma integrada y un hardware de calidad que cuida el diseño de modelos únicos para cada segmento (telefonía –iPhone-, tabletas –iPad- o ordenadores portátiles y de sobremesa –Mac-, además del todavía poco extendido Apple TV) y todo ello soportado por un sistema operativo robusto, el OS en sus distintas modalidades.
La plataforma ofrece para sus distintos productos: (i) la tienda de aplicaciones, tanto para móviles como para Mac, (ii) el iTunes, líder en contenido multimedia (descarga de películas y música), (iii) e-books y libros de texto interactivos. (iv) iCloud, (v) video-conferencia (Fecetime) o mensajería instantánea (iMessage) entre usuarios de Apple (vi) el Siri para iPhone4, que reconoce tu voz y te ayuda en las búsquedas por internet, para concertar una cita, fijar un recordatorio u obtener información del tiempo.
Hoy por hoy, su modelo de negocio integrado compite con el modelo abierto de Android (Google y fabricantes de hardware) sobretodo en teléfonos inteligentes y tabletas. En la industria de los teléfonos inteligentes, un mercado de fuerte crecimiento esperado y escasa penetración, el camino hacia el duopolio esta apartando otras opciones (46,3% de la cuota en USA para Android, 30% para iOS y 14,9% para RIMM), básicamente por el valor añadido que supone el mayor número de aplicaciones que se crean para estos dos sistemas, lo que supone una ventaja competitiva difícil de recortar por posibles competidores.
Un valor más sutil es la fidelidad de sus clientes. Hoy por hoy más de un 90% de los poseedores de un aparato estarían dispuestos a comprar el equivalente de la marca en el momento del cambio, un ratio de fidelización de clientes incluso más alto que el de los operadores de telefonía. Esto da a la compañía una visibilidad y estabilidad de los flujos de caja futuros que no tienen otras compañías del sector, cuya evolución en el mercado va siempre ligada al crecimiento de unidades vendidas.
Los analistas de Bernstein han intentado estimar el valor de un cliente iPhone, iPad i Mac, considerando un ratio recompra superior al 90% y los resultados son que un cliente iPhone supone 700 y 900 dólares (rotación de aparatos cada 2 años), el cliente iPad entre 280 y 320 dólares y el cliente Mac entre 600 y 650 dólares, estos últimos con una rotación de aparatos de 4 años. Si esto es así y esperando que el número de clientes de iPhone en 2014 se acerque a los 353 mll (+84% desde 2012e), los de iPad a los 227 mll (+211% desde 2012e) i los de Mac a los 75 mll (+27% desde 2012e), el valor de los mismos rondaría los 373 usd por acción. Junto a una caja estimada en 2014 de 163 mil millones de dólares (175 dólares por acción), implica un valor del 90% de Apple (aquí no se incluye el valor de TV, música. e-boocks, iColud) que rondaría los 550 dólares por acción.
Lo cierto es que Apple ha sido la inversión más rentable de la última década, 44% anual desde 2002, convirtiéndose en la empresa con mayor valor en el mercado del mundo, amparada en una escalada continuada de ventas, benéficos, márgenes, rentabilidad y eficiencia, que se disparan exponencialmente tras la crisis tecnológica (2003) y se espera que sigan creciendo los dos próximos años, a ritmos 45% y 16% las ventas y del 55% y 13% los beneficios, apalancada en una basa de clientes cada vez mayor, que permite a su vez que el rendimiento del capital invertido también lo sea.


El crecimiento exponencial que ha supuesto el disruptivo iPhone, “un ordenador en tu bolsillo”, no es fácil que se repita, pero el avance en cuota de mercado puede y debe seguir, distintos frentes están abiertos i la semilla germinando, por lo que podemos esperar un crecimiento más moderado que sustente el valor de la compañía.
Aunque el comportamiento de la acción produce vértigo, los ratios actuales a los que cotiza la compañía no son nada exigentes dado el crecimiento que se espera de la misma. Yendo a la valoración sobre las estimaciones de consenso de los analistas, no nos seria dificultoso justificar un valor de 593 euros por acción (wacc 10%, g 2% y manteniendo a perpetuidad los flujos de caja 2014-15).




Por tanto, no es de extrañar que si la tecnología de la Apple no se vuelve obsolescente, sigue manteniendo la fidelidad de clientes, crece en la captación de nuevos y los operadores de telefonía continúan subvencionando la comprar de iPhones como hacen hasta ahora, Apple debiera seguir siendo una inversión rentable en los próximos años. Pero no olvidemos nunca que todo tiene un precio.

Modelo de valoración:

Disclamer: Esto no es una análsis profesional, el objetivo es dar una opinión personal y una impresión particular de la compañía y su valoración. En ningún momento nadie debe tomar este post como una recomendación de compra o venta.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada