dimecres, 3 d’octubre de 2012

¿Es pulpo o camaleón? Es Google


En su día hablamos de Apple, que por cierto sigue siendo una historia consistente. Después, a raíz de su salida al parquet comentamos Facebook, que a pesar de su mal comienzo nadie puede negar la oportunidad que le ofrece esos 1.000 millones de usuarios, sobre todo pensando en un posible cambio en el concepto de web que supondría (como comentaremos posteriormente) el paso de la “web de documentos” a la “web de datos”. Hoy, dado que Google por fin alcanza sus máximos históricos y supera, por primera vez en su historia, a Microsoft en capitalización, vamos a hablar de ella.



Hace unos años ya, en 2009, Google era uno de esos valores que se situaban entre los que no habían recuperado sus máximos previos al inicio de crisis, a pesar de que sus ventas y beneficios, aunque no márgenes, no habían dejado de crecer. Una de esas oportunidades que un gestor fundamental debe aprovechar, al menos si no ve motivos que justifiquen la actuación del mercado. En este caso así se hizo y se aprovechó la oportunidad.
Ahora estamos ante un valor que supera ligeramente los máximos pre-crisis, pero los beneficios por acción esperados para 2012 son un 43% superiores a los de entonces y los de 2013e un 67%. En cuanto a ventas, se espera un 4,2% y un 8,2% por encima, respectivamente, en los dos próximos años. La razón principal de la desconfianza del mercado está en los márgenes operativos, que pasarían del 48,7% pre-crisis al 35,7% y 32,7% previstos para 2012e y 2013e respectivamente.
Actualmente Google, una de las empresas de sector tecnológico que mayores recursos destina a R&D, un 12% de las ventas 2011 y con una inversión media, pasada y prevista durante los próximos tres años, del 9,7% de las ventas, debería conseguir generar un flujo libre de caja de unos 11.000 millones de usd a finales de año (25,7% de las ventas, un rendimiento del 4,4%), conservando caja por valor de 38.000 millones de usd.
La respuesta a la pregunta que nos debemos plantear, ¿qué debemos hacer hoy con la acciones de Google?, es claramente MANTENER, con un valor fundamental que lo situaríamos en los 792 usd (wacc=8%, g=2%).



La empresa
Google, que ganó la batalla de los buscadores tal y como los conocemos hoy, se ha transformado en una empresa que se adapta a los cambios, algo indispensable, especialmente en una empresa tecnológica. Además de liderar el negocio publicitario generado a través del buscador, Google ha construido una marca que compite con los dos grandes del sector (Apple y Microsoft). En este camino, ha creado un continuo de “Google algo”: Google+, Google play, Google maps, Google earth, Google goggles, Google Drive,…etc.
Además de su explorador (Chrome) que aprovecha la ventajas del buscador y su correo (gmail), a través del cual están extendiendo su red social (Google+), con más de 400 millones de miembros, de los que una cuarta parte son miembros activos, han construido una infraestructura de servidores inmensa, más de un millón, que les posiciona como un participante de primer orden en el almacenamiento de información (Cloud, Youtube, Blogger…). Pero lo que actualmente nos parece más relevante, la adquisición de Android y Motorola, debería ser el paso necesario que les permita un mayor control de su destino en el mundo de los buscadores a través del móvil, el sector con mayor crecimiento en los últimos años y del que se espera todavía más.
Hoy la compañía se enfrenta a cinco grandes retos.

  1. La irrupción de móviles y tablets: su posicionamiento en el avance del móvil, y el impacto y la gestión de los ingresos teniendo en cuenta, entre otros aspectos, la canibalización procedente de los tablets y smartphones respecto a los PCs.
Google se enfrena al reto de negociación con nuevos participes, en un negocio relativamente nuevo, para mantener la primacía que tiene en PCs como buscador en este nuevo hardware.
Hoy por hoy, los ingresos de móvil suponen alrededor del 10% del total de los ingresos del grupo, y se espera que en 8 años representen el 40%, por lo que es de vital importancia seguir la evolución de la tasa de retorno que suponen los anuncios en móvil, los cuales hoy cuestan menos a los anunciantes pero que podrían y/o deberían llegar a converger.
La conclusión de los estudios más recientes al respecto es que el impacto del crecimiento del móvil compensaría los riesgos que este desafío supone para Google. En este escenario se incluye la lucha-negociación con Apple,  gran rival de Android, con cuotas de mercado del 30% en smartphones y del 70% en tablets versus el 50% y 20% respectivamente de Android. Ambos sistemas son ganadores hoy por hoy, sobre todo si vemos cuál es la propensión al cambio de los usuarios de smartphones respecto los sistemas operativos que utilizan actualmente.


  1. Posibles problemas regulatorios. Tal y como sucedió en su día con Microsoft en Europa, Google se enfrenta a posibles sanciones por parte de la Comisión Europea, la FTC (Federal Trade Comission) o el Departamento de Justicia americanos por abuso de posición dominante y su capacidad de dirigir las búsquedas hacia sus intereses. Esto tendría un impacto negativo en la capacidad de maniobrabilidad de la compañía.
  2. Preocupación de los inversores por la mala comunicación, control de los socios fundadores (Page, Bring y Schmidt controlan alrededor del 60% de los derechos de voto) y el destino de la inversiones hacia negocios de rentabilidad discutible y escasas sinergias. Aquí hallamos la reciente creación de acciones de clase C, con los mismo derechos económicos que el resto pero no políticos, las discutidas inversiones en coches autónomos, las gafas de Google, incluso la compra de Motorola Mobility. En contra, cuando Larry Page volvió a recuperar la Dirección Ejecutiva de Google a inicios de 2011, comentó que habían perdido parte del espíritu innovador de su creación y que a partir de ese momento se iba a rescatar esa mentalidad de startup a pesar del tamaño actual de la sociedad.
  3. No hay que olvidar la amenaza de Facebook desde distintos frentes:

  • El primero y más evidente, el de la competencia por el presupuesto publicitario de las empresas en la red.
  • El segundo, la amenaza de un retroceso de la web abierta y, por tanto, la menor necesidad de uso del buscador, desafío que estaría en línea con la cada día más importante idea vertical de negocio, esto es, una tipología de web a la que el consumidor acude por ser una web de referencia en distintos ámbitos y que inicialmente minora el uso del buscador (ejemplos, Wikipedia, Amazon, Ebay, Yeld…). En este sentido, Facebook constituye un espacio cerrado dentro de la web abierta. Estudios recientes sobre la fragmentación del uso de internet (visita de distintas webs por parte de cada usuario) demuestran que esta proliferación de negocios verticales no comporta, por ahora, un descenso de la fragmentación en el uso de internet lo suficientemente importante como para menospreciar el uso del buscador.
  • El tercero se centraría en la posibilidad que Fecebook, en su afán de convertirse en la red de redes y el potencial impacto de la extensión del Facebook OpenGraph Protocol a través de la web, cree su propio buscador. Esto, que puede parecer banal, no lo es tanto si se sitúa en el marco de un cambio conceptual de la web, pasando de “la web de documentos”, donde el buscador proporciona aquellos documentos que comportan una mayor relación con la búsqueda que realizamos, a la “web de datos”, donde el buscador podría relacionar los datos de cada usuario (árbol de información de cada uno) y las preferencias de los mismos con la búsqueda realizada. Esto sí sería un cambio disruptivo que pondría en cuestión el “status quo” y entendemos que es la razón por la que Google da alta prioridad en su red social, Google+.

  1. Por último, la preservación de la neutralidad de la red. Si los operadores de telecomunicaciones cobraran cargas extra por el uso de la red y pudieran priorizar la información, tendría un efecto claramente negativo sobre un negocio como el de Google, asentado sobre este principio de neutralidad.
Conclusión y ratios
Google tiene muchos frentes abiertos ante sí, pero ha demostrado que encara los mismos con agilidad y capacidad de anticipación, y ello a pesar de ir desarrollando un gran número de tentáculos que le permiten llegar a distintos frentes.
Os dejo ratios de cotización para que juzguen ustedes mismo si es momento de vender o no.


1 comentari:

  1. Milions de servidors. No es una elèctrica, es Google.
    http://www.google.com/about/datacenters/gallery/#/

    ResponElimina