divendres, 20 d’abril de 2012

Condenados a entenderse



Sobre las últimas emisiones de bonos de la Generalitat de Catalunya.
La deuda de la Generalitat de Catalunya a 31 de diciembre de 2011 es de 41.778 millones de eur[i], lo que representaría 19,4% del PIB 2011 y 5.561 eur por habitante, siendo de los ratios de deuda más elevados entre las CC.AA., consecuencia directa de ser una de las comunidades con mayores transferencias asumidas por el gobierno autonómico. A pesar de ello, su nivel de deuda representa el 7,4% del nivel  de deuda de la Administración Central o un 5,68% del total de la deuda de las AA.PP. En cuanto al PIB, Catalunya aporta un 19,97% del total del PIB de de Estado español.

Es la relevancia de la magnitud del PIB catalán lo que nos lleva a pensar que el gobierno español debe considerar el entendimiento con el gobierno autonómico, aflorando la necesidad mutua de acuerdo entre ambas administraciones. Al gobierno español le mueve la necesidad de mantener un ratio digno de endeudamiento global de la AA.PP., un ratio que hoy alcanza el 68,5% del PIB, del cual la deuda total de las CC.AA. representa “únicamente” el 19,1%. Por su parte, el gobierno de la Generalitat necesita del respaldo del gobierno español para sus emisiones, pues la CC.AA. no tiene la capacidad de recaudar los grandes impuestos y debe negociar con el gobierno central su financiación.
En esta negociación, el Gobierno catalán está haciendo los deberes en cuanto ajustes presupuestarios. El déficit fiscal del 4,22% sobre el PIB 2010 liquidado se espera se disminuya al 2,66% del PIB11 y 1,3% PIB2012e, habiéndolo reducido un 67,2% en dos años, lo que representa un total de 5.611 millones de eur. Este esfuerzo no puede quedar en nada y si la imagen hacia Europa debe ser una, es lógico que se discuta la posibilidad de los Hispanobonos, con los que la Administración Central respaldaría la deuda de las CC.AA. Esta posibilidad, dejaría a un lado esa prima de riesgo diferencial que pagan las CC.AA. respecto al gobierno central por no tener la llave de la caja, es decir, la administración de los ingresos. En este sentido, el diferencial de la última emisión de bonos a uno y dos años, al 4,5% y 5% de la Generalitat de Catalunya, respecto a bonos españoles de duración similar (187,1 pp.bb. en la de un año y 167 pp.bb. en la de dos años) podría convertirse en un de las últimas oportunidades de aprovechar esa prima.
Está claro que el problema del gobierno autonómico es una cuestión de ajuste presupuestario, de ingresos y gastos que, aunque sea muy doloroso, deberá llevarse a cabo y se acabará ejecutando, pero lo que debe conseguirse es evitar que el coste de la deuda siga consumiendo más recursos, pues éstos se han disparado en la partida de gastos de las administraciones (en Catalunya el coste de intereses aumentará un 34,9% en 2012, presupuestándose como un 8,3% de los gastos frente al 6,1% de 2011). Esto debe frenarse y los Hispanobonos irían en esa dirección.
Además, a diferencia de lo que podría sucederle a la Administración Central, en el gobierno autonómico no hay previsión de facturas inesperadas, como puede planteársele el gobierno central en el caso de tener que salir al rescate del sector financiero (bancario).
En general, por el momento no ha existido problemas con las refinanciaciones a corto plazo. El Banco Central asegura las necesidades de la banca y ésta acude a la compra de los bonos públicos (la llamada monetización del déficit), por lo que no vemos que tengan que aparecer mayores dificultades en estos momentos.
Así, la necesidad reciproca de entenderse de ambas administraciones, central y autonómica, nos hace atender esta emisión de la Generalitat como la última oportunidad de obtener un rendimiento diferencial positivo por emisiones que deberían acabar teniendo el mismo riesgo que los bonos del estado español. Por otro lado, y sabiendo que es muy difícil de valorar, en el caso de que el acuerdo no llegara, la deuda sobre el PIB del gobierno catalán no justificaría ni de lejos este coste.
Rating de la Generalitat actualmente es: A- Standard & Poor’s,  Baa3 Moody’s, BBB+ Fich. Rating de las emisiones del Gobierno Central al mismo plazo actualmente es: BBB+[ii] Standard & Poor’s,  A3 Moody’s, A Fich.



[i] Fuente Banco de España. La Generalitat informa de 35.543 mll eur.
[ii] La última rebaja de Standard & Poor’s al rating de la deuda de Estado Español, de A a BBB+, el 26/04/12, se aplica por la desviación del déficit del inicialmente previsto y la dificultad de conseguir los objetivos marcado para 2012 y 2013. Esta rebaja está en consonancia con el riesgo que comentábamos arriba, la posibilidad de tener que destinar recursos públicos al rescate del sector bancario. i) S&P “no consideramos que el apoyo por parte de las autoridades monetarias pueda reemplazar la reestructuración del sistema financiero". ii) activos inmobiliarios "seguirán siendo las principales fuentes de deterioro de la calidad" del sistema bancario.

1 comentari:

  1. La última rebaja de Standard & Poor’s al rating de la deuda de Estado Español, de A a BBB+, el 26/04/12, se aplica por la desviación del déficit del inicialmente previsto y la dificultad de conseguir los objetivos marcados para 2012 y 2013. Esta rebaja está en consonancia con el riesgo que comentábamos arriba, la posibilidad de tener que destinar recursos públicos al rescate del sector bancario. i) S&P “no consideramos que el apoyo por parte de las autoridades monetarias pueda reemplazar la reestructuración del sistema financiero". ii) activos inmobiliarios "seguirán siendo las principales fuentes de deterioro de la calidad" del sistema bancario.

    ResponElimina